jueves, 15 de enero de 2009

Fragmentos de un reportaje

Se reunía ayer la ministra de Exteriores israelí, Tzipi Livni, con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, mientras el almacén de alimentos en Gaza de la Agencia de la ONU para los Refugiados ardía tras un ataque con proyectiles de fósforo. Ya se había entrevistado Livni con el presidente de la Cruz Roja, antes de que uno de sus hospitales, donde se guarecían 500 personas, fuera incendiado por la artillería. Fueron atacadas las oficinas de medios de comunicación, depósitos de combustible y decenas de objetivos. Gaza se hunde en el caos tras 20 días de destrucción planificada y de matanzas.

[...]

Miles de vecinos de Tel el Hawa, sobre todo mujeres y niños, fueron expulsados de sus casas y marchaban hacia el centro de la ciudad entre escombros y una densa humareda. Los hombres menores de 40 años fueron detenidos por soldados. En el Hospital Al Quds de ese barrio de Gaza se vivió el drama. Unas 500 personas permanecían encerradas en su interior. Muchas que habían abandonado sus hogares trataban de refugiarse allí. Imposible salir o entrar. 'Los francotiradores israelíes dispararon a una niña en la cara y en el abdomen. También a su padre en la pierna. A los heridos más graves intentamos trasladarlos al Hospital Shifa, pero ahora no se puede. La gente se desangra cerca de nosotros pero no podemos acercarnos a atenderlos', relataba desde el hospital la cooperante Sharon Locke.

[...]

Perdió la vida ayer uno de los objetivos más deseados por el Ejército israelí, Said Siam, ministro del Interior del Gobierno de Hamás y uno de los más influyentes líderes islamistas. Un edificio del campo de refugiados de Yabalia fue totalmente destruido por la aviación. El cráter era descomunal. Y bajo sus escombros pereció Said Siam. Evidentemente, no estaba escondido en el sótano del hospital Shifa junto a los demás líderes de Hamás, como había anunciado la propaganda israelí y desmentía tajantemente John Ging, jefe de UNRWA (Organismo de Obras Públicas y Socorro de Naciones Unidas, en sus siglas en inglés).

[...]

Esas plantas bajas del hospital están repletas de cadáveres que no caben en los depósitos. Los mutilados se cuentan por decenas. Atenderlos en hospitales donde los médicos operan en salones y escaleras, a veces con la luz que emiten sus teléfonos móviles, es tarea ciclópea.

[...]

Nueve organizaciones israelíes piden que se investigue la presunta comisión de crímenes de guerra. Porque los ataques a escuelas, sedes de organismos internacionales, ambulancias, clínicas móviles, oficinas de medios de comunicación, han sido reiterados. El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, aseguró que el ataque de ayer a la sede de UNRWA se debió a un 'error'. No se pone de acuerdo con Olmert, quien apuntó que milicianos habían disparado desde el interior del recinto. Los portavoces de UNRWA rechazan esta versión.

El País, 16 de enero de 2008


1 comentario:

  1. Fragmentos de un texto publicado en Milenio el miércoles 14 de enero. La autora, Nomika-Zion es integrante de la asociación Kol-Aher (Otra Voz)que promueve la paz entre palestinos e israelíes. Nomika vive en Siderot, la ciudad fronteriza con Gaza, que ha sido blanco de algunos de los cohetes de Hamas.

    "...El baño de sangre que está teniendo lugar en Gaza no es en nombre de mi seguridad...Tengo miedo de los cohetes. Desde que la guerra comenzó casi no he osado salir a la calle. Pero el revestimiento de plomo del discurso oficial …me causa más miedo…tengo miedo cuando un miembro de nuestra asociación es atacado por habitantes de Siderot, por haber expresado una posición crítica frente a la guerra…Bajo el nombre codificado de Hamas, la prensa nos ha fabricado una inmensa y sombría demonización que no tiene nombre….el encono se intensifica de guerra en guerra….¿Quien nos promete que es posible eliminar a Hamas? ….¿y como de las ruinas, del hambre, del frío y de los muertos podrían nacer las voces de la paz? ¿A dónde nos llevan? ….¿y por cuanto tiempo todavía nos harán inclinar la espalda bajo el peso de las mentiras y de los clichés? ….La vida de Siderot actualmente es insoportable…yo no recuperé la sonrisa….una tonelada de plomo fundido me pesa sobre el corazón y esto no se puede soportar”

    ResponderEliminar