sábado, 17 de enero de 2009

Ayer, en Haaretz

La ONG Asociación para los Derechos Humanos en Israel (ACRI, por sus siglas en inglés) ha publicado a toda página en el diario israelí Haaretz un obituario que recuerda a los cientos de niños palestinos muertos hasta ahora en la ofensiva en la franja de Gaza como señal de protesta. La página está dividida en numerosos obituarios que lamentan el fallecimiento de niños palestinos de todas las edades. En letras grandes, de color rojo y colocadas en medio de la página se puede leer la palabra "Stop".

"La cuestión es expresar un mensaje básico, universal y humanitario del impacto (de la operación militar) en la población civil. Los niños ablandan a todo el mundo y por tanto elegimos centrarnos en ellos", ha explicado la portavoz de ACRI, Nirit Moskovitz, en declaraciones al diario Yediot Aharonot. Según ha afirmado, la organización busca "provocar el tipo de reacción que la gente tiene cuando ve un obituario de un niño". En este sentido, destacó que más de 300 menores palestinos han muerto hasta ahora", algo que la sociedad israelí "necesita recordar".

Para Moskovitz, parece que tanto los medios como la opinión pública israelí han permanecido indiferentes ante la situación que se está viviendo en la franja de Gaza. Por ello, ha aclarado que ACRI no pretende interferir en las decisiones politicas, sino que sólo intenta manifestar su protesta. "Las noticias hablan de 1.000 muertos y 5.000 heridos, sólo la mitad de los cuales son miembros de Hamás. Tenemos que protestar por esta flagrante violación de los Derechos Humanos; Israel no debe luchar del modo en que lo hace", ha denunciado.

A este respecto, Moskovitz ha recordado que "Israel desprecia a Hamás precisamente porque no diferencia entre fuerzas militares y población civil", pero que "luego se pueden oír alegaciones como que los civiles palestinos se merecen lo que tienen porque votaron por Hamás". "Los niños no son los culpables. Nos vemos obligados a recordárselo a la opinión pública israelí de que existen normas en la guerra para no convertinos en animales", ha concluido.

(El País, 16/01/09)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada