lunes, 17 de mayo de 2010

Artículo de Amira Hass sobre Chomsky (en español)

Gracias a Rolando Gómez por la traducción y el envío.

Después de que le negaran entrada a Cisjordania, Chomsky compara Israel con “un régimen estalinista”
Por Amira Hass, diario Haaretz (El País) de Israel. 17 de Mayo del 2010.
El Ministerio del Interior rehusó permitir al lingüista Noam Chomsky entrada a Israel y a Cisjordania el pasado domingo. Chomsky, quien se alinea con la izquierda radical, estaba programado a dar una conferencia en la Universidad de Bir Zeit cerca de la ciudad Palestina de Ramala, y luego visitar las ciudades de Bil’in y Jebrón, así como reunirse con el Primer Ministro Palestino Salám Faiad y varios activistas palestinos.
En una conversación telefónica anoche desde Amán, Jordania, Chomsky le dijo a este diario que él sacó la conclusión –a juzgar por las preguntas hechas por el oficial israelí- que la decisión de negarle la entrada fue motivada por el hecho de que vino a dar una conferencia en una universidad palestina, y no una israelí.
-“Me cuesta pensar en un caso similar, en el cual a una persona se le niega la entrada porque no da la conferencia en Tel Aviv. Tal vez solamente en un régimen estalinista”, dijo Chomsky al diario Haaretz.
Sabín Jadad, una vocero del Ministerio del Interior, confirmó a Haaretz que los funcionarios en la frontera eran de su ministerio.
-“Debido a que él ingresó al territorio de la Autoridad Palestina solamente, su permiso de entrada es responsabilidad de la Oficina de Coordinación de Actividades Gubernamentales en los Territorios (COGAT, por sus siglas en inglés). Hubo un malentendido de nuestra parte, y el asunto no fue traído a la atención del COGAT”
Jadad le dijo al diario Haaretz que “al minuto que COGAT diga que ellos no tienen objeción, el ingreso de Chomsky hubiera sido permitido”
Chomsky, un profesor judío de lingüística y filosofía en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), estuvo varios meses en el kibutz Hazorea durante los años 50, y ha considerado antes una estadía más prolongada en Israel. Esta vez ha sido invitado por el Departamento de Filosofía de la Universidad de Bir Zeit. Planeaba estar cuatro días en Cisjordania y dar dos conferencias.
El domingo, alrededor de las 13:30 horas, Chomsky llegó hasta el lado israelí de la frontera con Jordania. Luego de tres horas de interrogatorio, durante las cuales el oficial de frontera llamó repetidamente por teléfono al Ministerio del Interior pidiendo instrucciones, el pasaporte de Chomsky fue sellado con un “Entrada denegada”.
Con Chomsky, de 81 años de edad, estaba su hija Aviva y un par de amigos de él y de su difunta esposa. La entrada fue denegada también a su hija. Sus amigos, uno de los cuales es palestino y creció en Beirut, fueron permitidos, pero optaron por regresarse con Chomsky a la ciudad de Amán.
Chomsky dijo a Haaretz que era claro que su arribo era sabido por parte de las autoridades israelíes, porque al minuto que él entró en la oficina de control de pasaportes, el oficial le dijo que “estaba honrado de verlo” y que había leído sus obras. El profesor supone que el oficial es un estudiante, y dijo que se veía avergonzado por la tarea que tenía, especialmente cuando comenzó a leer del texto de preguntas que le habían dictado, las cuales fueron también repetidas por teléfono.
Chomsky relató a Haaretz sobre las preguntas:
-“El oficial me preguntó porqué yo daba una conferencia solamente en Bir Zeit y no en una universidad israelí”, recordó Chomsky. “Yo le dije que ya he dado antes varias conferencias en Israel”. El oficial le leyó el siguiente pronunciamiento: “A Israel no le gusta lo que usted dice”.
-“Encuéntreme en el mundo un gobierno a quién sí le guste”, respondió Chomsky
- “El joven me preguntó si acaso me había sido negada la entrada a algún otro país. Yo le dije enseguida: a Checoslovaquia, enseguida después de la invasión soviética de 1968”, dijo, agregando que él había ido a visitar al derrocado líder Alexander Dubchek, cuyas reformas los soviéticos aplastaron.
A otra pregunta del oficial, Chomsky respondió que sus conferencias eran sobre “EE.UU y el mundo”, y “EE.UU. en su interior”
El oficial le preguntó si acaso iba a hablar de Israel, y Chomsky dijo que debido a que él iba a hablar de los EE.UU. y sus políticas, iba a comentar también sobre Israel y sus políticas.
Entonces el oficial le dijo: “Ud. Ha hablado con [Jasán] Nasrala”
-“Cierto”, le contestó Chomsky. “Cuando estuve en Líbano (antes de la guerra del 2006) hablé con gente de todo el espectro político, así como en Israel he hablado con gente de la derecha”.
-“En ese momento leí informes de prensa de mi visita en la prensa israelí, y esos artículos no tenían ninguna conexión con la realidad”, le dijo Chomsky al oficial.
El oficial le preguntó entonces por qué no tenía pasaporte israelí.
-“Respondí que soy un ciudadano estadunidense”, dijo Chomsky
Agregó que le pidió al funcionario de control de pasaportes en la frontera una explicación por escrito sobre la razón para denegarle la entrada, explicando que “de esta manera va a ayudar al Ministerio del Interior (israelí) porque así mi versión no será la única versión dada a la prensa”. El oficial llamó por teléfono al Ministerio y luego le dijo a Chomsky que él encontraría luego un pronunciamiento oficial en la embajada estadounidense.
La última vez que Chomsky visitó Israel y Cisjordania fue en 1997, cuando dio conferencias a ambos lados de la “Línea Verde” (frontera de 1967). Él planeaba también visitar la franja de Gaza, pero como la Autoridad Palestina insitió entonces en que debía ser escoltado por guardias palestinos, él canceló esa parte de la visita.
Chomsky le dijo el domingo a este diario que prevenir su entrada es equivalente a boicotear a la Universidad de Bir Zeit. Chomsky es conocido por su oposición a un boicot general contra Israel: “yo también estuve contra el boicot a la Sudáfrica del apartheid. Si vamos a hacer boicot, ¿por qué no contra los Estados Unidos, cuya trayectoria es incluso peor? Estoy a favor de hacer boicot a empresas estadounidenses que colaboran con la ocupación (de los territorios palestinos). Pero si vamos a boicotear a la Universidad de Tel Aviv, ¿por qué no al MIT?
Chomsky le dijo a Haaretz que él apoya una solución de dos estados (Israel y Palestina), pero no la solución propuesta por Jerusalén, “pedazos de tierra que serían llamados un Estado”.
Dijo que el comportamiento de Israel hoy le recuerda el de Sudáfrica en los años 60, cuando se dieron cuenta que eran ya considerados un “estado paria”, pero pensaban que resolverían el problema con mejores relaciones públicas.

Traducción del inglés: el negro gómez

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada